Inicio Nacional Viña Transparente cita a declarar y evalúa presentar querella criminal en contra...

Viña Transparente cita a declarar y evalúa presentar querella criminal en contra del diputado Andrés Celis por el escándalo en el municipio de Viña del Mar

226
0
Compartir

Javier Gómez, Director de Viña Transparente, y abogado querellante en la causa, considera de máxima gravedad el hecho de reconocer que como concejal tuvo pleno conocimiento de que se “maquillaban” los balances, cuentas públicas y presupuestos municipales, lo que constituye delito de falsificación de instrumento público, y no denunciara dicho delito, permitiendo la distracción u ocultación de la falta de fondos públicos, omitiendo la obligación legal de denunciar el delito, y teniendo eventual responsabilidad penal y civil por los dineros faltantes, por lo que no descarta presentación de querella en su contra y solicitar su desafuero. Dispara también contra el Fiscal de la causa Claudio Rebeco.

Movido comienza el ambiente en Viña del Mar este año 2019, al conocerse de la citación a declarar ante el Ministerio Público del ex concejal de Viña del Mar Andrés Celis, por parte del querellante en el caso de las horas extras y la falsificación de Balances y Presupuestos en el Municipio de Viña del Mar, lo entrevistaron y fue esto lo que dijo:

¿Por qué la citación al Concejal Andrés Celis?

Déjeme decirle que la citación a Andrés Celis, estaba solicitada junto con la de los demás concejales y la Alcaldesa desde el primer día en nuestra querella, es decir, desde el 6 de julio del año 2018, y la de otros funcionarios Municipales, sumando en total treinta testigos, que hasta la fecha, transcurrido seis meses, el fiscal Claudio Rebeco, no ha citado a ninguno de ellos, ni ha realizado diligencia alguna de las solicitadas por esta parte querellante, según da cuenta la copia de la carpeta investigativa. Al igual como cuando investigó la querella del certificado falso de Virginia Reginato, que presenté el año 2010, y que solicitó sobreseimiento con más de 80 diligencias sin realizarse, entre ellas traer a la vista el sumario administrativo que daba cuenta de la falsificación de miles de licencias de cuarto medio falsas hechas en los colegios de Colina Rigoberto Fontt y Sembrador, sabiendo que Reginato no estuvo en Colina el día que señaló que dio los exámenes, pues estaba en Viña según la prensa escrita; estando el testigo clave de Reginato, formalizado por la falsificación de licencias de cuarto medio por la Fiscalía de Colina; habiendo señalado la autopista que el vehículo de Reginato no había pasado como sostuvo la defensa, y con múltiples providencias adulteradas para rendir examen en diversos colegios, al menos tres, al mismo día. También, el mismo Fiscal Rebeco, investigó la querella por horas extras presentadas por mí el año 2012, y que dió origen al informe de Contraloría del año 2015, y el Informe de seguimiento del año 2016 sobre horas extras, y pese al lapidario informe de Contraloría Regional, que coincidía plenamente con la querella, que señalaba la existencia 400 beneficiados ilegalmente y 4.000 millones de pesos por conceptos de horas extras no trabajadas, pese a ello solicitó el sobreseimiento de la causa, ignorando el informe de Contraloría Regional.

El Ministerio Público de Viña del Mar, en particular en este caso el Fiscal Rebeco, no ha sido un colaborador de la investigación en los casos de corrupción en la Municipalidad de Viña del Mar, ni ha cumplido su deber legal que es investigar objetivamente y perseguir los delitos.

Volviendo a su pregunta, a Andrés Celis se le cita nuevamente, ahora, porque en la entrevista dada al diario http://www.mercuriovalpo.cl/impresa/2018/12/29/full/cuerpo-principal/8/ virtualmente confiesa la comisión de delitos como concejal, ya que alude a que tuvo conocimiento del “maquillaje” de balances y presupuestos, que él mismo aprobaba, junto a los otros concejales; el no realizar la denuncia en su momento, lo que constituye otro delito, el de omisión de denuncia; y además demuestra lo que he sostenido siempre, los concejales sabían de la falsificación ideológica de tales balances y presupuestos que ellos votaban, y nunca fiscalizaron ni menos denunciaron, y por ende, todos son responsables del déficit vergonzoso que enfrenta Viña del Mar con la Alcaldesa Reginato, que toleraron y han tolerado actos de corrupción.

Andrés Celis, sobre ese punto miente abiertamente, y no voy a aceptar que mienta atribuyéndose un rol fiscalizador que nunca ha tenido, en base al trabajo de otros. La querella sobre horas extras la presenté yo el año 2012, y ningún político quiso plegarse a ella, ninguno. Incluso recibí llamados telefónicos para que me desistiera de la querella. Celis declaró, al igual que los otros concejales de la época en calidad de testigos, y claramente mintieron en sus declaraciones, señalando que no tenían conocimiento alguno de la existencia de horas extras en el Municipio de Viña del Mar. ¡Los fiscalizadores!

Todo lo aseverado por los concejales y la Alcaldesa fue desmentido por el informe del año 2015 de Contraloría sobre las horas extras, que es un informe descarnado y brutal, lo que tipificaría un delito de falso testimonio u obstrucción a la investigación de manera clara y manifiesta de los concejales al prestar declaraciones policiales falsas. Pero el Fiscal Rebeco solicitó como dije el sobreseimiento el año 2015, después del informe de Contraloría.

Tampoco hizo algo, al igual que los otros concejales, después del informe de Contraloría Regional del año 2015, que surgió por mis denuncias, ni tampoco hicieron algo los concejales después del informe de seguimiento del año 2016. Aunque ahora son varios los políticos que se atribuyen el rol fiscalizador, pese que guardaron silencio por años de esto. Es oportunismo, pues el tema en marzo del 2018, con el reportaje de radio Bio Bio, golpeó fuertemente en la opinión pública.

Francamente, creo que el diputado actúa muy mal al decir que fue parte de la denuncia, Andrés nunca ha denunciado nada referido a la corrupción galopante del Municipio de Viña del Mar en sus 16 años de concejal, declaró en calidad de testigo.

¿Respecto de los operadores políticos el diputado Celis dice que lo denunció?

Quizás lo habrá denunciado en Primer Plano, o en la salida de la Gala del Festival, pero en tribunales nunca, ni tampoco en Contraloría. Lo veo difícil de verdad, él tenía un equipo contratado a costa del Municipio como operadores, por tanto, lo veo bastante difícil que haya denunciado la existencia de los operadores políticos teniéndolos él. Algunos de ellos están hoy con él en el Congreso y hasta piensan ir a concejales el año 2020, si es muy lindo esto….

En todo caso demorarse 16 años en denunciar, siendo esa tu labor como concejal, cuando ya decidió ir a diputado, o cuando sale electo diputado, es una señal de debilidad y falta de compromiso con el cargo de concejal, que lo deja muy mal. Todos conocemos a los operadores políticos que operan en el Municipio, con nombre y apellido, muchos dirigentes sociales operan como tales, otros designados como coordinadores de sector, y otros de mayor confianza de Reginato y de su círculo. Pero nadie de los concejales, los sindica con nombre y apellido. Hay que barrer con esas contrataciones ineficientes y por ende caras, que sólo beneficia a los concejales y alcaldes a perpetuarse en el cargo, pues con dinero municipal, financian a sus operadores durante los cuatro años que dura el período, generando una competencia desleal e inequitativa con los otros candidatos que optan al cargo, y que no agrega valor a la gestión del Municipio.

¿Usted cree que la entrevista lo deja mal?

Sin duda, mire usted, 16 años concejal y se jacta de haber denunciado a operadores políticos, “al final”. No sé si habrá denunciado a operadores emblemáticos y conocidos, que trabajan con toda la parentela dentro del Municipio hasta el día de hoy, y algunos de los cuales trabajan bien poco. Demás está decir, que ninguno de ellos dejó de trabajar. ¡Se jacta luego, de la comisión de fiscalización…que duró según sus propias palabras dos semanas!!!…y resultado…cero. Tampoco nunca se conoció el informe de esa “comisión fiscalización”.

En cuanto a las horas extras, en la declaración policial, contribuyó, al igual que los otros concejales, a hacer fracasar la querella presentada por mi persona en carácter de Director de Viña Transparente, y ahora dice que él fue parte de la denuncia mintiendo abiertamente, y señala que la responsabilidad es de la alcaldía como si él no tuviese el deber de fiscalizar junto a los concejales.

¿Y en cuanto al maquillaje de las finanzas públicas le cree lo que dice?

Es un hecho público y notorio que los balances, las rendiciones de cuenta de la Alcaldesa son falsos y los presupuestos aprobados por los concejales, totalmente adulterados. Fíjese usted que el presupuesto año 2018, fue aprobado como si estuviese equilibrado, sin déficit, cuando el Municipio reconoce en marzo una deuda de 13.500 millones, sin contabilizar el que debe tener en la Corporación Municipal de Viña del Mar. Hoy nos dicen que está en 6.500 millones lo que es imposible, otra mentira, ya que Contraloría Regional en el pre-informe señala que son 22.500 millones aproximadamente. El pre-informe de Contraloría señala que desde el año 2015, se han enviado once memorandos por los directores de Control a la Alcaldesa y a los concejales, cumpliendo los Contralores internos su deber, pero jamás habla el pre informe de Contraloría Regional de las solicitudes de informe que habría pedido Celis. Nuevamente me gustaría ver dichos documentos. En todo caso, él aprobó, y esos documentos si constan, los presupuestos municipales falsificados del año 2015 y 2016, junto a los otros concejales. Y para la votación del presupuesto del año 2017, lo reemplazó Sonia Muñoz, militante de Renovación Nacional, jefe de Gabinete del Senador Chahuán, quien aprobó el presupuesto enormemente deficitario. Entonces, cabe preguntarse, si después de 16 años de concejal, se entera de nuevo, justo en los últimos períodos de la deuda, ¿Por qué voto a favor de su aprobación y no denunció la falsificación ideológica o maquillaje como le llama él?

El tema es tan grave, que la Contraloría señala en el pre- informe sobre este punto, que el Concejo y la Alcaldesa, al haber sido informados por los once memorandos cometen una infracción grave, ya que el presupuesto no refleja dicho déficit. Y en el caso de la Alcaldesa lo dice expresamente, al no informar la deuda y subvaluar la ejecución presupuestaria en sus cuentas públicas, al Consejo de la Sociedad Civil (COSOC) y al Concejo Municipal incurren en causal de notable abandono de deberes, por ende, de destitución. Lo anterior, porque los años 2015, la Alcaldesa Reginato, señaló que había un superávit de 6.679.670 millones de pesos a su favor, la realidad es que existía un déficit de 4.392.945 pesos según lo informado por el memorando Nº 50 del año 2016; el año 2016, según la cuenta pública de la Alcaldesa Reginato, se informaba falsamente que había 3.696.061 pesos, cuando la deuda ya se había disparado a los 9.384.473, todo ello nuevamente informado a los concejales y Alcaldesa. Que se le mienta a la ciudadanía una y otra vez es muy grave, y que se le mienta una y otra vez con el destino y uso de toda la ciudadanía, ya es gravísimo. Acompañamos al Ministerio Público de Viña del Mar, hace cuatro meses los presupuestos, las modificaciones presupuestarias y las actas de concejo, donde consta que dichos presupuestos están ideológicamente adulterados, y hasta el momento el Fiscal Claudio Rebeco, nada ha indagado sobre el tema.

¿El diputado Andrés Celis, apunta y emplaza a Hugo Espinoza, actual Contralor?

El único emplazamiento a Hugo Espinoza que corresponde hacer es a decir la verdad, pues él ha estado en cargos claves, y sin duda sabe la verdad de todas estas adulteraciones de presupuestos, y no se le puede reclamar por ser ahora un Contralor Municipal exigente. Quizás es una forma de corregir las presiones o lealtades erróneas que tuvo en su momento. A nadie se le puede reprochar hacer bien su trabajo. Hugo Espinoza, fue quien reveló que el déficit es de 13.500 millones de pesos, y que este venía desde hace siete años, es decir, que hace siete años se han aprobado por los concejales presupuestos falsos. Y hace poco en el Mercurio, puso en dudas que la deuda esté en 6.500 millones de pesos, como asevera la Alcaldía y su Gabinete. Pero reitero la idea, Andrés Celis no tiene el currículo ni méritos, para hacer ese tipo de exigencias, al menos en cuanto la fiscalización por actos de corrupción en el Municipio de Viña del Mar, estando a la par con todos los concejales, y en deuda absoluta.

¿Qué opina de este primer año de diputado de Andrés Celis?

Creo que Andrés se equivoca, desde su cargo de diputado, pasa a ser un súper concejal, un fiscalizador. Como concejal, no fiscalizó, lo que era su principal labor. Y ahora como legislador, se entrampa de una en otra polémica irrelevante. Debería aprovechar su larga experiencia en el concejo para mejorar la ley de Municipalidades y remover las costras de corrupción que han existido por largos años en los Municipios. Le propongo inmediatamente tres proyectos de ley relativos a la probidad municipal, para que los redacte y se luzca en el trabajo legislativo:

1.- Ampliar la legitimación activa para solicitar la destitución de Alcaldes y concejales:
2.- Bajar el número de firmas para realización de plebiscito convocados por la ciudadanía, o que se permita utilizar como Ministros de fe a los Presidentes de Junta de Vecinos, y no sólo a los notarios.
3.- Que la realización de auditoría externa sea vinculante, bajo sanción de destitución para concejales y alcaldes.

¿El diputado Celis habla de que Renovación Nacional baraja los nombres de Rodrigo Vattuone y Rodrigo Kopaitic como pre-candidatos para la primaría por la alcaldía de Viña del Mar?

Sobre el particular, no me compete opinar sobre los procesos interno de candidatos de partidos en los cuales no milito.

Usted fue candidato independiente a la alcaldía el año 2016,

¿Participaría en la primaria de Chile vamos si lo invitan?

Lo he dicho todas las veces que me lo han preguntado, me parece prematuro a menos de dos años estar hablando de candidaturas. Nosotros como Movimiento Ciudadano Viña Transparente, estamos concentrados en juntar las firmas para el plebiscito que queremos forzar, ante la negativa de hacerlo la Alcaldesa Reginato, o los concejales. Ambos se han negado a convocarlo. Y en cuanto a la hipótesis, dudo que Chile vamos me invite, cuando he sido la piedra en el zapato de su candidata, y que he denunciado sistemáticamente los actos de corrupción desde hace diez años, y he señalado que los concejales han sido abiertamente tolerantes con dichos actos, renunciando a su rol fiscalizador. Y si lo hicieran, es decir, que me invitarán, dudo que yo participaría.

¿Repetiría la fórmula de ir independiente por la Alcaldía de Viña?

Quizás no es la más eficaz, pero es la que más me acomoda, pues no cargas toda la mala percepción de los partidos políticos, con lo que además no me siento muy representado. Yo me identifico con el ciudadano que siente hastío de la política tradicional, pero que le interesan los temas públicos, salud, educación, trabajo, delincuencia, probidad administrativa, uso eficiente de los recursos, medio ambiente, planificación de ciudad, desarrollo, deporte, cultura y vivienda digna, pero que, pese a ello, no vota, porque se da cuenta, que las malas prácticas están instaladas transversalmente. Me siento la opción, de los que habitualmente no tienen opción, que dicho sea de paso es la entera mayoría. Aquellos que estudiamos y trabajamos con esfuerzo, no aquellos que viven de la política, o hacen negocios a partir de la influencia que obtienen con la política, que es donde está el germen de la corrupción. Pero como le dije, aún falta mucho paño por cortar.

¿Si usted fuese Alcalde de Viña del Mar, cuáles serían sus primeros decretos?

Ordenaría sin dudar, un paquete de medidas anticorrupción, y entre ellas una auditoría externa de los cinco años previos, no sólo para determinar el estado en el que se recibe el Municipio, sino que, para determinar el uso eficiente de los mismos, y para detectar la eventual comisión de delitos con recursos públicos municipales. Lo mismo ordenaría en la Corporación Municipal, que es una caja pagadora de favores políticos, y de la que se abusan los recursos públicos destinados a dos temas muy sensibles como educación y salud primaria. La autoridad debe dar testimonio en base a hechos que está en contra de la corrupción, y eso sería una forma de dar testimonio. Otro decreto que firmaría, sería la convocatoria a plebiscito comunal, para que la gente participe y decida en temas relevantes de la comuna. La participación ciudadana es un tema vital en las democracias modernas, y acá nunca se ha hecho un plebiscito comunal. Como puede ver, todo lo contrario de lo que ha sido la administración Reginato, y que ha sido avalado por sus comparsas los concejales. Por eso espero que el año 2020, se produzca un gran cambio en Viña del Mar.

Por Alexandra Stipicic, Viña Transparente

Video Destacado

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here