Inicio Política Política Nacional No respetan los espacios públicos: contabilizan en detalle como principalmente las marchas...

No respetan los espacios públicos: contabilizan en detalle como principalmente las marchas feministas y las marchas por Camilo Catrillanca han dejado todo rayado Santiago generando millonarios gastos

355
0
Compartir

Los rayados y graffitis en todo tipo de inmuebles se han transformado impunemente en parte del paisaje del país durante los últimos años en todo Chile.

En la comuna de Santiago, en particular, estos vandalismos tienen aburridos a los propietarios y autoridades, que tienen que repintar constantemente para recuperar miles de metros cuadrados de superficie de fachadas dañadas.

La municipalidad de Santiago realiza todos los años el programa “Pintura y Mejoramiento de Fachadas”, que busca rehabilitar espacios afectados, pero el costo es altísimo. En los últimos años “hemos invertido más de mil millones de pesos en borrado de grafitis”, revela el alcalde, Felipe Alessandri.

Si se comparan los últimos dos años, se registra un aumento de 59,3% en el gasto municipal destinado para este tipo de restauración. Es decir, mientras en 2017 se gastaron más de $ 400 millones, el pasado 2018 la cifra llegó a $ 645 millones.

En cuanto a la superficie dañada, en 2017 se recuperaron 175 mil m2, o 17 hectáreas. Esto equivale a la superficie del Parque Bicentenario de Vitacura. En 2018, el total de la superficie restaurada se incrementó a 450 mil m2, es decir, un espacio similar a la mitad del Parque O’Higgins.

Muchos de estos vulgares rayados contienen además abiertos mensajes de insurrección política e incitaciones al odio armado, ya sea de tipo anarquista o de extrema izquierda, o bien contienen mensajes directamente delictuales, lo cual indica una probable correlación entre el aumento de los rayados con las movilizaciones callejeras que la extrema izquierda convocó el pasado año en el marco de las causas feministas e indigenistas.

La tarea de recuperar una fachada no es un trabajo sencillo, se remueve la pintura, se lija la muralla y finalmente se aplica la nueva pintura. El programa municipal se realiza sin costo para el propietario, en caso que sea un privado, sin considerar que los fondos usados son igualmente públicos, por ende se desprenden de sus impuestos.

Actualmente ninguna ley castiga estos daños a la propiedad privada y pública. Sólo existe un proyecto de ley del Gobierno sobre conductas antisociales que pretende regular el llamado “arte gráfico urbano”, y que supuestamente “establece condiciones para su desarrollo y sanciona rayados no autorizados”.

La propuesta busca establecer que los autores de tales hechos reciban sanciones que llegan a presidio menor en su grado mínimo (61 a 540 días) y multas de 11 a 20 UTM (de $ 531 mil a más de $ 900 mil), independientemente del valor del daño. Al mismo tiempo, la norma propuesta perseguirá a quienes dañen monumentos nacionales e inmuebles declarados patrimonio de la humanidad, con penas de presidio menor en su grado medio a máximo (541 a 5 años) y multas de 50 a 200 UTM ($ 2,4 millones a $ 9,6 millones). Si el daño es hecho por un menor, el proyecto busca que los padres se hagan responsables, de acuerdo a las penas antes mencionadas.

A continuación el conteo de metros cuadrados dañados por los antisociales en la comuna de Santiago:

Video Destacado

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here