Inicio Columnas Ley Sophia: una ley que nace de la histeria colectiva

[COLUMNA] Ley Sophia: una ley que nace de la histeria colectiva

816
0
Compartir

Cada cierto tiempo nuestro paA�s observa crA�menes que dejan en shock a la sociedad entera y que nos hacen perder la fe en la humanidad por la crueldad con la que A�sta muchas veces llega a actuar, mA?s aA?n cuando estos actos atentan contra nuestros niA�os. Hoy nos toca la violaciA?n y asesinato de Sophia.

Pero, me temo decir que no necesitamos una Ley Sophia. A?QuA�? A?CA?mo me atrevo a decir eso? A riesgo de que la histeria colectiva me quiera crucificar, me explico:

Cada vez que ocurren casos como estos se repite el mismo patrA?n: Aparecen los mismos de siempre, los que nunca hacen nada por nadie y se sientan frente a alguna red social para ganar a�?me gustasa�? haciendo de chacales de la trompeta, dejando mensajitos, fotos y hashtags exigiendo que las autoridades se hagan cargo de todo el problema desde la comodidad de su silla. Que otros solucionen el problema, una actitud que tiene nuestra sociedad desde que Chile es Chile.

Luego, aparece algA?n polA�tico de turno que nunca hace nada, pero que tienen olfato para aprovecharse de atrocidades como estas y hacer la cuA�a del siglo frente a los medios de comunicaciA?n, rasgando vestiduras y ofreciendo leyes exprA�s. AsA� se aseguran de salir en la portada de algA?n diario nacional con el proyecto relA?mpago y usarlo como caballito de batalla para ir a alguna reelecciA?n.

Finalmente pasa el tiempo, el tipo de redes sociales que nunca hace nada por nadie ganA? sus a�?me gustaa�?, el polA�tico aprovechador sale reelecto y la gente se olvida de lo que pasA? hasta que aparezca un nuevo caso y de vuelta al mismo cA�rculo, sin solucionar absolutamente nada. Los mejores ejemplos: Ley Zamudio y Ley Emilia, aA?n matan homosexuales y hay ebrios atropellando personas.

El abuso infantil es un tema gravA�simo y no puede ser que tengamos que esperar cada cierto tiempo crA�menes como estos para que la gente reciA�n comience a actuar.
En Chile, nuestras leyes contemplan un castigo mA?ximo para casos como A�ste, el castigo se llama a�?cadena perpetua calificadaa�?, esto significa que tendrA?n que pasar 40 aA�os cumplidos para reciA�n pedir algA?n beneficio carcelario, y para conseguirlo es casi imposible.

A?Y la pena de muerte? Es inservible como a�?escarmientoa�? para los criminales. Me explico, A?Piensa usted que alguien que es capaz de violar y matar a su propia hija, se va a detener porque lo van a matar? No creo que esa mente enferma en ese momento diga a�?Oh, estoy violando, deberA�a detenerme porque me van a matara�?.
El mejor ejemplo es Estados Unidos, casos como el de Sophia o que tengan como condena la pena de muerte son pan de cada dA�a A?Entonces, es una soluciA?n? No lo creo, al contrario, es un alivio para la bestia.

Ahora, la violencia infantil es consecuencia de un problema cultural y no de tipo penal. Me temo que aquA� todos somos culpables de esto, y entre todos debemos hacernos cargo. El mejor ejemplo de la complicidad de la sociedad por la violencia infantil es el caso del SENAME, con niA�os violados y muertos.
Ahora me dirA?n que el tema no es cultural, A?QuA� pasa con los que con orgullo dicen que cuando chicos, los papA?s les pegaban y nunca crecieron con ningA?n trauma? A?Lo ve? AhA� estA?, legitimizaciA?n de la violencia infantil.

No sacamos nada con rasgar vestiduras, hacer juicios en las redes sociales, tirar piedras o exigir la pena de muerte si no comenzamos a pararle la mano a la violencia que dA�a a dA�a, escondida en pequeA�os detalles, no son cambiadas en nuestra cultura. Las sociedades no se construyen matando y violando.
Nosotros como sociedad hemos adquirido una deuda tremenda con Sophia y con todos los niA�os que han, estA?n y serA?n violentados mientras nos quedamos publicando mensajitos y fotitos con el hashtag. Y me temo que no podremos pagar esa deuda con leyes exprA�s ni mucho menos fusilando en el paredA?n a la bestia de turno. Que no quepa la menor duda de eso.

Reitero, esto se debe trabajar a nivel cultural como sociedad, no a nivel penal. De vez en cuando hay que usar la razA?n y no la emociA?n.

Chile es una mesa para todos.

Por Francisco MuA�oz Almendras. Ciudadano.

Video Destacado

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here