Inicio Columnas Bárbara Brito y el uso de la “vieja confiable”

[COLUMNA] Bárbara Brito y el uso de la “vieja confiable”

600
0
Compartir

Cuando estás siendo derrotado en batalla (de algún juego de video, claro) y no sabes de dónde proviene el fuego enemigo, arrojas una granada que logre aturdir a los que te rodean y causar confusión, de manera de asegurar tu escape. Algo así ocurrió en una entrevista aparecida en La Segunda, donde la vicepresidente (sí, escribí intencionalmente ‘vicepresidente’ y no ‘vicepresidenta’ porque me importa bastante poco esa subversión lingüística de la reivindicación de género: ‘vicepresidente’ no tiene ninguna connotación de género) de la FECh, Bárbara Brito –no hago mención de la ideología política de su preferencia para no empezar esto con ningún prejuicio: la gente tiene derecho a equivocarse y ser juzgada y crucificada a partir de sus propios actos– al ser interrogada acerca de la razón para no reconocer la importancia de mujeres líderes como Margaret Thatcher, apeló a la “vieja confiable” del feminismo de “lo que botó la ola” (pues a estas alturas no tengo idea si van en la tercera, cuarta o quinta ola): violencia de género.

¿Perteneces a un grupo fuera de la esfera cis-masculina-heteropatriarcal-blanca-eurodescendiente-facha-capitalista y estás perdiendo la discusión o no hallas cómo librarte de una situación incómoda? Toma tu mazo y utiliza la carta violencia de género. Todos tus contendores quedarán imbecilizados porque no podrán contrarrestar a esa defensa a menos, claro, que pertenezcan a otro grupo fuera de la esfera cis-masculina-heteropatriarcal-blanca-eurodescendiente-facha-capitalista.

Si bien bastaba decir que no era simpatizante de la Dama de Hierro por ser demasiado derechista para su gusto, hablar de ésta como cómplice de la violencia de género aumentaba el poder de la acusación, transformando un tema político en una causa políticamente correcto. Nadie que no quiera ser estigmatizado estaría a favor de apalear mujeres, por lo que mencionar ‘violencia de género’ es una carta poderosa.

Usando esta ‘vieja confiable’, Bárbara Brito, de forma bastante grosera, por cierto, transforma todo el asunto en una binariedad, donde todos los (y todas las) que no están explícitamente en contra de la violencia de género (o sea, que digan la frase ‘violencia de género’ al menos una vez cada 25 minutos, que usen el hashtag #niunamenos, que acusen a los ‘machitos’ de ser violadores en potencia, y que despotriquen constantemente en contra del patriarcado itifalocentrista –recordemos que las erecciones también son una manifestación del machismo), son por defecto un montón de perpetuadores de la violencia… incluyendo –de acuerdo a la vicepresidente de la FECh–  a Michelle Bachelet, que estaría en el mismo grupo de Margaret Thatcher. ¿Cómo es posible que Bachelet y Thatcher estén compartiendo filas? La vieja confiable.

¿Usar la dicotomía Izquierda-Derecha pondrá en peligro tu consecuencia y tu argumento? Fácil: usa la nueva vieja confiable de la violencia de género. Puede ser tan efectiva que incluso puedes transformar a Michelle Bachelet, que se ha dedicado a bombardearnos constantemente y sin descanso con temáticas de la mujer y sus reivindicaciones, en una cómplice de la violencia de contra las mujeres. Argumento infalible.

Por Francisco Albanese Pastene

Investigador y Biólogo Marino.

Video Destacado

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here