Síguenos
Advertisements

Internacional

“Cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos”: Trump aplica tolerancia cero a la escalada de violencia, se decretaron toques de queda y culpó a anarquistas y a la izquierda radical

Publicado

on

“Cuando empiezan los saqueos, empiezan los disparos”, controvertida frase del mandatario norteamericano tras la escalada de violencia en EEUU.

“Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd y no dejaré que eso suceda. Acabo de hablar con el gobernador Tim Walz y le he dicho que el ejército está de su lado hasta el final. Ante cualquier dificultad asumiremos el control pero, cuando empiezan los saqueos, empiezan los tiroteos. ¡Gracias!”, escribió en su cuenta Donald Trump, mensaje que fue censurado por la red social Twitter.

Tras esto Trump aclaró su mensaje y dijo: “El saqueo lleva a disparar, y es por eso que un hombre murió a tiros en Minneapolis el miércoles por la noche, o mira lo que acaba de suceder en Louisville, con 7 personas baleadas. No quiero que esto suceda, y eso es lo que significa la expresión de anoche…”.

“….Se dijo como un hecho, no como una afirmación. Es muy simple, nadie debería tener ningún problema con esto aparte de los que odian y aquellos que buscan causar problemas en las redes sociales. ¡Honremos el recuerdo de George Floyd!”, aseguró.

Tras todo este episodio desde el país norteamericano se intensificaron las medidas tras la escalada de violencia.

Los Ángeles, Filadelfia y Atlanta son algunas de las ciudades de Estados Unidos que anunciaron el sábado un toque de queda para intentar detener las violentas protestas contra la policía que estallaron en todo el país. También se implementó un toque de queda nocturno en Louisville, Kentucky.

Estados Unidos sigue sacudido por protestas por la muerte de George Floyd, un hombre afroameriano fallecido mientras estaba bajo custodia de la policía.

El presidente estadounidense, Donald Trump, advirtió que su gobierno detendrá “en seco” las protestas violentas contra la brutalidad policial y el racismo y culpó a la “extrema izquierda” de ellas, mientras miles de personas salían a las calles el sábado y se anticipaba otra noche de disturbios.

“No podemos ni debemos permitir que un pequeño grupo de criminales y vándalos destruyan nuestras ciudades y causen devastación en nuestras comunidades”, dijo Trump tras las revueltas de la noche anterior en la ciudad de Minneapolis.

“Mi administración detendrá la violencia de la turba. Y la detendremos en seco”, añadió.

El mandatario dijo que “revoltosos, saqueadores y anarquistas” estaban deshonrando la memoria de George Floyd, un afroestadounidense que murió durante su arresto en Minneapolis el lunes y que se ha convertido en un nuevo símbolo de la brutalidad policial contra las personas negras en Estados Unidos.

“La muerte de George Floyd en las calles de Minneapolis es una tragedia grave“, declaró el presidente en el centro espacial Kennedy, en Florida, donde asistió al despegue de astronautas estadounidenses. Pero agregó que la memoria de Floyd fue “deshonrada por los revoltosos, los saqueadores y los anarquistas” y llamó a “la reconciliación, no al odio, a la justicia, no al caos”.

“La violencia y el vandalismo está siendo dirigido por Antifa y otros grupos radicales de izquierda”, dijo Trump, en referencia a la red de militantes antifascistas.

El mandatario llamó a “la reconciliación, no al odio; a la justicia, no al caos”.

Sus comentarios se dieron mientras multitudes se empezaban a congregar en Minneapolis, Nueva York, Chicago, Miami, Filadelfia y otras ciudades, y las autoridades se preparaban para otra noche de protestas violentas.

Las manifestaciones de los últimos días han incluido saqueos e incendios a edificios públicos.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, anunció la movilización de los 13.000 efectivos de la Guardia Nacional de su estado, un despliegue del que no se tenía noticia desde la Segunda Guerra Mundial.

Walz advirtió que se avecina una situación “peligrosa” en las calles el sábado por la noche y añadió que había pedido la asistencia del secretario de Defensa.

Las unidades de la policía militar permanecen alertas para una posible intervención en Minneapolis, con un tiempo de respuesta de cuatro horas, indicó el Pentágono en un comunicado.

“Nosotros podemos enviarle nuestros soldados muy rápidamente”, había dicho más temprano Trump en la Casa Blanca.

La policía militar no está autorizada a intervenir en el territorio estadounidense, salvo en caso de insurrección. Ese cuerpo no se ha desplegado desde 1992, cuando fue convocado durante los violentos disturbios de Los Ángeles a raíz de la muerte a manos de la policía de otro hombre negro, Rodney King.

Los cargos de asesinato en tercer grado presentados el viernes contra un agente por la muerte de Floyd no lograron calmar la ira de manifestantes contra el racismo policial, desde Nueva York a Los Ángeles, en una de las peores noches de disturbios civiles en
Estados Unidos en años.

Minnesota, epicentro de la violencia

Minnesota, en el norte del país, se ha convertido en el epicentro de la violencia desde que George Floyd murió en Minneapolis luego de que un oficial lo inmovilizara varios minutos boca abajo contra el suelo apretando la rodilla sobre su cuello.

Ese policía, Derek Chauvin, fue acusado el viernes de asesinato en tercer grado, involuntario, y un cargo de homicidio culposo.

Pero los cargos no lograron calmar a una nación sacudida y que acumula profundas heridas por la desigualdad racial.

En Atlanta, móviles de la policía fueron atacados e incendiados en manifestaciones. En Washington se registraron choques en la medianoche con agentes del Servicio Secreto durante acaloradas protestas frente a la Casa Blanca.

“Caos”

En Minneapolis entró en vigor el toque de queda el viernes por la noche, después de tres noches de fuertes protestas.

El saqueo el viernes fue generalizado, según imágenes que mostraron a personas que salían de tiendas cargando productos.

“Esto no se trata de la muerte de George. Esto no se trata de inequidades que eran reales. Esto se trata de caos”, dijo Walz a periodistas el sábado temprano.

Pero esa opinión no fue compartida en las calles. “Necesito que me mires a los ojos y me sientas”, dijo la manifestante Naeema Jakes. “Esto es dolor, esto es dolor”.

Cargos más duros

El viernes, la familia de George Floyd, 46 años, a la que Trump informó haber llamado, consideró la detención del policía como un primer paso “en el camino a la justicia”, aunque pidieron cargos más duros contra Chauvin y el arresto de los otros agentes implicados.

Chauvin es uno de los cuatro agentes despedidos del cuerpo policial tras conocerse el video que muestra el arresto el lunes de Floyd por tratar supuestamente de pagar en una tienda con un billete falso de 20 dólares. El fallecido aparece esposado y acostado en la calle con la rodilla de Chauvin sobre su cuello por al menos cinco minutos.

El fiscal del condado Mike Freeman dijo que los otros tres oficiales presentes cuando murió Floyd también estaban bajo investigación, y anticipó que se impondrán cargos contra ellos.

Fuente: Radio Agricultura

seguir leyendo
Anuncio
Pulsa para comentar

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Internacional

Todo sale a la luz: Juan Guaidó reveló que Maduro financió el estallido delictual en Chile

Publicado

on

El presidente interino de Venezuela acusó que su opositor podría haber enviado a compatriotas suyos y cubanos a nuestro país.

El presidente de la Asamblea Legislativa y autoproclamado “Presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó dijo que es “absolutamente factible” la tesis que levantó en su momento el Jefe de Estado de Chile Sebastián Piñera, sobre una supuesta “intervención de gobiernos extranjeros” en nuestro país tras el estallido social.

A pesar que desde el Ministerio Público han desestimado la supuesta intervención extranjera, el líder de la oposición venezolana dijo que podría haber “agentes infiltrados” en nuestro país, aunque aclaró que no es lo mismo que provocar el estallido social.

“Es absolutamente factible. Aquí hay que diferenciar dos cosas. Uno, Maduro no tiene capacidad para generar un conflicto social en ningún país. Eso hay que decirlo. Hay luchas propias de cada país, hay movimientos sociales que se deben canalizar, pero son temas distintos”, dijo Guaidó a la revista de análisis internacional de la Universidad de Chile, Realidad y Perspectivas.

“Ahora, lo que sí puede es financiar y entrenar mecanismos de infiltración, agitación y violencia en los distintos países, a través de agentes cubanos en unos casos y venezolanos en otros (…) Son grupos que quieren aprovecharse de movimientos sociales, aprovecharse de reclamos legítimos de la ciudadanía, para introducir el elemento de vandalismo, la violencia o simplemente perjudicar el orden”, agregó.

Hace algunas semanas, el fiscal Manuel Guerra, quien lleva las investigaciones sobre los daños provocados a distintas estaciones de Metro de Santiago y otros hechos de violencia relacionados con el estallido social, descartó que existiera injerencia extranjera en estos hechos.

“Pocos días después de que ocurrieron estos hechos, surgió una información que daba cuenta de intervención extranjera, primero que nada, que fue señalada por el señor Presidente y que hablaba de una organización. Bueno, esos antecedentes, al menos al Ministerio Público nunca llegaron”, dijo Guerra.

“Recordemos toda la polémica que hubo por la información que surgió de la ANI, que hablaba de la existencia de un bigdata, de información muy importante, que al final eso fue solo humo, no hubo nada. Nosotros tenemos que operar sobre la base de lo que sí tenemos”, cerró.

Fuente: El Periscopio

seguir leyendo

Internacional

Proyecto totalitario: Human Rights Watch hizo un llamado a rechazar el proyecto del “negacionismo” impulsado por Carmen Hertz

Publicado

on

La prestigiosa organización internacional, Human Rights Watch que condenó la dictadura de Pinochet y recientemente la de Maduro en Venezuela llamó a rechazar el proyecto totalitario sobre el “negacionismo” impulsado por la diputada comunista, Carmen Hertz.

La iniciativa que fue aprobada para legislar en la cámara pasó al senado y busca única y exclusivamente castigar el negacionismo de los abusos cometidos durante la dictadura de Augusto Pinochet, otros abusos y violaciones a los derechos humanos fueron descartados por los promotores del proyecto.

El proyecto busca penalizar con hasta tres años de presidio a quien “justifique”, “apruebe” o “niegue” las violaciones a los derechos humanos que informes oficiales documentaron al término del régimen cívico-militar.

El director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco indicó en sus redes oficiales que “El Senado de Chile debe rechazar un proyecto de ley que criminaliza el negacionismo sobre los aberrantes delitos de la dictadura de Pinochet. Las expresiones ofensivas deben contrarrestarse con argumentos, no con la prisión”.

Vivanco además compartió un comunicado del organismo internacional rechazando el peligroso proyecto.

En este se lee:

“El Senado de Chile debería rechazar una propuesta legislativa que criminalizaría el negacionismo en relación con los abusos cometidos durante la dictadura militar, señaló hoy Human Rights Watch.

El 22 de septiembre de 2020, la Cámara de Diputados de Chile aprobó un proyecto legislativo que penalizaría con hasta tres años de prisión a quien “justificare”, “aprobare” o “negare” violaciones a los derechos humanos cometidas durante el período de la dictadura, entre 1973 y 1990. El proyecto de ley aún debe ser debatido por el Senado.

“Las expresiones ofensivas, por hirientes que resulten, deben ser contrarrestadas con argumentos, no con sanciones penales”, expresó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “El proyecto de ley contra el negacionismo contraviene estándares internacionales de derechos humanos actualmente en vigencia y probablemente no contribuirá a que cesen las expresiones ofensivas en el país”.

El proyecto de ley sería aplicado a expresiones sobre violaciones de derechos humanos documentadas en informes oficiales sobre las graves atrocidades cometidas durante la dictadura. Según el proyecto legislativo, las sanciones solo se aplicarían a expresiones que “perturben el orden público” o “impidan, obstruyan o restrinjan de forma ilegítima” el ejercicio de derechos de terceros.

Conforme al derecho internacional, la libertad de expresión solo puede ser limitada en circunstancias muy específicas. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) y la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH), ambos ratificados por Chile, disponen que las leyes solo pueden limitar el ejercicio de la libertad de expresión de forma proporcional y necesaria para asegurar el respeto de los derechos o la reputación de otras personas, o “la protección de la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas”. Las restricciones establecidas en el proyecto de ley que está siendo discutido en Chile no resultan ni necesarias ni proporcionales al logro de estos objetivos.

Chile tiene un interés legítimo en garantizar que la sociedad conozca de forma certera los aberrantes abusos cometidos durante la dictadura y en asegurar que se respete a las víctimas. Sin embargo, la criminalización de expresiones ofensivas no es una forma aceptable de lograr esos objetivos, explicó Human Rights Watch.

El Marco Jurídico Interamericano sobre el Derecho a la Libertad de Expresión señala que la tolerancia, el pluralismo y el espíritu de apertura propios de una sociedad democrática implican que “la libertad de expresión debe garantizarse no sólo en cuanto a la difusión de ideas e informaciones recibidas favorablemente o consideradas inofensivas o indiferentes, sino también en cuanto a las que ofenden, chocan, inquietan, resultan ingratas o perturban al Estado o a cualquier sector de la población”.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU, órgano encargado de interpretar el PIDCP y evaluar su cumplimiento por parte de los Estados, ha determinado que las “leyes que penalizan la expresión de opiniones sobre hechos históricos son incompatibles con las obligaciones que el Pacto impone a los Estados partes”.

“Sancionar las expresiones ofensivas no es una forma eficaz de contrarrestarlas, e incluso podría resultar contraproducente”, señaló Vivanco. “Estas sanciones pueden convertir a los sancionados en víctimas y conseguir que sus ideas generen aún más atención”.

seguir leyendo

Internacional

Fernanda Cornejo, hija de Karen Doggeweiler, asumió en importante cargo de organización internacional de ultraizquierda

Publicado

on

Esta jornada se dio a conocer que la hija de Karen Doggenweiler, Fernanda Cornejo, asumió como secretaría ejecutiva del Grupo de Puebla, sector que agrupa a expresidentes y líderes progresistas de países iberoamericanos.

Según el diario La Segunda, precisó que el cargo había quedado vacante luego que Cecilia Nicolini se transformó en asesora del Presidente de Argentina, Alberto Fernández, quien también es parte de dicha organización.

En el nuevo rol de la hija de la animadora de televisión, también se desarrollará como moderadora del programa “Diálogos de Cambios”, que se emiten una vez a la semana a través de Facebook Lie.

En ese sentido, la tesista de Ciencia Política moderó en la jornada de ayer, miércoles, una conversación sobre el curso internacional “Estado, política y democracia en América Latina”, el que es impulsada por Marco Enríquez-Ominami y participaron Cecilia Nicolini y Pablo Gentilli, doctor en educación.

Cabe señalar que, en el Grupo Puebla también se encuentran la diputada Karol Cariola y los senadores José Miguel Insulza y Alejandro Navarro.

Fuente: Radio Agricultura

seguir leyendo

Tendencias