Inicio Política Nacional La letal respuesta de JosA� Antonio Kast a analista polA�tico de izquierda...

La letal respuesta de JosA� Antonio Kast a analista polA�tico de izquierda quiA�n hizo una burda caricaturizaciA?n del ex candidato

125
0
Compartir

Jose Antonio Kast ya proyecta su futuro polA�tico para el 2022

Sostiene que no necesita imaginarse a nadie.

El diputado independiente y ex candidato presidencial, JosA� Antonio Kast, respondiA? al cientista polA�tico, A�CristA?bal Bellolio, quien en una columna titulada a�?Rubios del mundo, unA�osa�? realizA? un perfil del ex aspirante a La Moneda.

Kast decidiA? responder a travA�s de la misma forma, una columna en The Clinic Online donde la titulA? a�?Soy rubio A?y quA�?a�?.

a�?Tanto Trump como JAK dicen hablar por el ciudadano promedio a��que en su imaginario es hombre, blanco, maduro, heterosexual, creyente y patriota- que se ve sitiado por una serie de restricciones en favor de las mujeres, las etnias minoritarias, la monserga LGTB, los ateos y los migrantes. En lenguaje marxista, serA�an la nueva clase oprimida. Su mensaje es algo asA� como a�?rubios del mundo, unA�osa�?, fue parte de la columna de Bellolio a la que respondiA? el diputado.

Ante esto Kast replicA? a�?Al igual que Bellolio, soy hombre, blanco, maduro, heterosexual y patriota. Ambos estudiamos en Derecho en la Universidad CatA?lica, fuimos gremialistas y nuestras familias tenA�an los suficientes recursos como para pagarnos la Universidad y entregarnos un buen pasar. A?CuA?l es mi problema entonces? A?Por quA� la obsesiA?n por categorizarme y descalificarme? A?SerA? porque soy rubio (y catA?lico)?. A?SerA? porque no tuve el privilegio de estudiar un postgrado y llenarme de conceptos, ideas forA?neas y citas de autores extravagantes que son capaces de explicar cA?mo funciona el mundo desde una biblioteca?a�?.

Agregando a�?Primero, porque no necesito imaginarme a nadie, porque a diferencia de A�l, yo no seguA� una carrera acadA�mica sino que me dediquA� a conocer la realidada�?, y aclarA? a�?El ciudadano promedio estA? en las poblaciones de San Bernardo o PeA�alolA�n, que tantas veces recorrA�. El ciudadano promedio estA? en las ferias de Paine y no en el cafA� hipster de Vitacura o del Parque Forestal. El ciudadano promedio es de carne y hueso, no la descripciA?n que un paper acadA�mico o una cuenta influyente de twitter pueda entregara�?.

Por otra parte, manifiesta que a�?No soy yo el que discrimina, sino el que es discriminado por ser rubio, por ser catA?lico, por tener 9 hijos o por decir que me gusta pololear con mi seA�ora. Los intolerantes son otros y son ellos los que se arrogan la representaciA?n de grupos de personas y que los impulsan a rechazar al que piensa distinto, por la religiA?n que profesa o por el color de su peloa�?.

A su vez sostiene que a�?Esos son los ciudadanos promedio. Los que se levantan todos los dA�as a las 5 de la maA�ana para tomar el Transantiago; los que esperan meses por una hora en el consultorio de salud para operarse; o que sufren por la mala calidad del liceo donde estA?n sus hijos. Esos son los oprimidos; los pobres que no encuentran un trabajo digno y que no llegan a fin de mes, por que reciben poca plata y la vida, cada vez es mA?s cara. Esos son los marginados, los que a las 8 de la noche se encierran en sus casas por temor a ser asaltados y que han renunciado a la vida en comunidad, por la llegada del narcotrA?ficoa�?.

Finalmente, aseverA? que A�a�?Esa realidad no estA? en las columnas de El Mercurio, La Tercera, The Clinic o la Revista Capital. De esa realidad nadie habla en los programas de discusiA?n polA�tica ni en el Top Secret de La Segunda. Precisamente, esa narrativa la que aspiro a cambiara�?.

Fuente: El Periscopio

Video Destacado

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here